La primera vez que adquirimos un cachorro todo son dudas, por eso queremos explicaros algunas cosas que nos parecen importantes que sepáis, antes incluso de que un perrito entre en vuestras vidas.

En el perro el periodo comprendido entre las 6 y 12 semanas de edad es básico para la adaptacion del cachorro a su entorno y su aprendizaje. Durante este periodo es muy importante que el cachorro se relacione e interaccione con la máxima cantidad posible de estímulos y situaciones de la vida cotidiana, como los ruidos de la calle, las voces de la gente, tanto adultos como niños, a viajar en coche, a llevar puesto un collar y a caminar atado con la correa. Es necesario ir habituando poco a poco a nuestro cachorro a todos estos estímulos para conseguir que lo asuma como algo normal y no le provoque miedo ni estrés en la edad adulta. Para conseguirlo, es necesario hacer las cosas poco a poco y premiar al principio con «golosinas» adecuadas para el cachorro seguidas de un » muy bien» o cualquier palabra agradable que sirva de recompensa para nuestro nuevo amigo. Es lo que se conoce como refuerzo positivo y ha de ir asociado a una orden o estímulo que queramos que el perro aprenda o asocie a algo bueno, no debemos utilizar los premios indiscriminadamente, sin asociarlos a una orden porque no serán útiles como refuerzo positivo.

ALIMENTACION E HIGIENE.

La alimentación a base de lo que se conoce como pienso o dieta seca tiene la ventaja de ser una dieta completa y equilibrada que facilita un crecimiento correcto y unas deposiciones fáciles de recoger. Si das una dieta equilibrada de calidad a tu cachorro, en principio no necesitará añadir ningún complemento vitamínico. Lo ideal hasta el año de vida, es repatir la toma de alimento tres veces al día y a partir de dicha edad suele ser suficiente con dos tomas. Muchos propietarios, una vez que su perro es adulto, administran una vez al día la comida, pero esto no es aconsejable, sobretodo en perros muy grandes, porque a veces pueden tener problemas de maladigestión.  Otra ventaja de administrar la comida en varias tomas es que así facilitas la relación con tu mascota.

En cuanto a los baños, no es conveniente bañar a los perros con frecuencia, ésta variará según el tipo de pelaje, pero en animales sanos suele ser suficiente una vez al mes. Es importante, sobretodo si tu perro tiene el pelo largo, acostumbrarlo a cepillarlo, esta tarea es conveniente hacerla a diario, o al menos dos o tres veces por semana, facilita la eliminación de pelo muerto, polvo y ayuda a mantener al perro limpio.

CONDUCTA SOCIAL Y APRENDIZAJE .

Como ya hemos explicado anteriormente, la socialización y la obediencia básica son fundamentales y debemos aplicar métodos de adiestramiento basados en el refuerzo positivo, los premios y la motivación son la clave, cuanto más gratificante sea el premio más probabilidades habrá de que repita el comportamiento.

Debemos favorecer el carácter independiente de nuestro cachorro para que no genere problemas de ansiedad por separación en un futuro. Por eso poco a poco y diariamente debemos habituar a nuestro cachorro a quedarse solo, aumentando progresivamente el tiempo. En el siguiente enlace podrás  ver como adaptar al cachorro en las primeras noches. http://www.cvetsantantoni.es/wp-content/uploads/2018/11/las-primeras-noches.jpg

El lenguaje canino esta basado sobretodo en el lenguaje corporal, por lo que nuestra manera de actuar y el tono utilizado serán la clave para un perfecto aprendizaje. El tono de llamada ha de ser con motivación, el tono de la orden ha de ser natural, «sienta, «tumba», etc, sin ser un tono enérgico, más que una orden ha de ser una petición pero con palabras cortas y sencillas que el cachorro entienda. El tono de correción ha de ser enérgico, todo lo contrario al tono que usamos para la orden, un «no» o un simple «schhht» será suficiente. A la hora de corregir la conducta tenemos que tener en cuenta la sensibilidad de nuestro perro. Podemos decir que que existen perros que prácticamente con una mirada intimidatoria son capaces de sentirse corregidos, en cambio otros necesitarán un tono más elevado. Educar y sociabilizar a tu cachorro es fundamental, así disfrutarás más de él y será un cachorro feliz. http://www.cvetsantantoni.es/wp-content/uploads/2018/11/socializar-a-tu-perro.jpg

Es necesario que el perro haga ejercicio físico, pues nuestros amigos están preparados genéticamente para el movimiento. En cualquier caso, el ejercicio irá adaptado no solo a la edad, sino también a la raza o tipo de perro que tengamos y si hace vida en el interior o exterior. Los tres o cuatro paseos diarios de un cachorro que vive en un piso, son indispensables para que haga sus necesidades, pero además necesita que al menos uno de esos paseos le garanticen la quema diaría de esta energía que como especie necesita canalizar , si no es así, el cachorro buscará la mejor manera de gastar dicha energía, por ejemplo rompiendo cosas.

Está demostrado que uno de los factores determinantes hacia las conductas indeseables es la falta de ejercicio y juego.

VACUNACION Y DESPARASITACION.

Es importante que cuando adquieras un cachorro te pongas en contacto con tu veterinario de confianza, el te explicará las vacunas y desparasitaciones que necesita. Lo ideal es adquirir un cachorro que haya sido previamente desparasitado y que tenga al menos la primera vacuna, pero muchas veces no es así. El protocolo de vacunación puede variar pero las vacunas necesarias para que un cachorro crezca sano son la vacuna frente al parvovirus, moquillo, hepatitis y leptospirosis.  A partir de los 3 meses de edad es obligatorio vacunarlo de rabia e identificarlo con microchip.

La desparasitación interna se ha de realizar cuando el cachorro tiene un mes de edad y hasta los seis meses, se ha de desparasitar cada mes. La recomendación para un perro adulto es la desparasitacion trimestral.