UNA MASCOTA OBESA NO ES UNA MASCOTA FELIZ

Cada vez es más frecuente ver perros y gatos obesos en nuestro entorno, cerca del 40% de los animales adultos son obesos.  Todos sabemos que la obesidad tiene efectos perjudiciales para la salud y disminuye la esperanza y calidad de vida de gatos y perros, pero aun así parece un problema muy difícil de solucionar.

La obesidad es la acumulación excesiva de grasa en las zonas de depósito de tejido adiposo y es muy importante lo que ocurre en la etapa de crecimiento de un cachorro, ya que si criamos un “cachorro con sobrepeso” tendremos un “adulto obeso”. Un exceso de grasas en edad temprana provoca un aumento de la grasa corporal y por tanto una predisposición a padecer obesidad en la edad adulta. F

Un animal obeso tendrá exceso de grasa subcutánea y visceral

LAS CAUSAS DE LA OBESIDAD

No sólo el exceso de alimentación lleva a una mascota a ser obesa, la falta de ejercicio, el hecho de estar esterilizado o no estarlo, y los trastornos endocrinos influyen en el peso.

Los trastornos endocrinos como el hipotiroidismo o el hiperadrenocorticismo pueden provocar obesidad, pero los perros obesos debido a estos trastornos son un bajo porcentaje. Solo el 25% de los perros son obesos debido a un hipotiroidismo.

Los animales esterilizados tienen mayor tendencia a la obesidad, pero en la mayoría de los casos, si a un animal castrado le damos una alimentación adecuada y mantienen una actividad física correcta, tendremos una mascota con el peso correcto.

La falta de ejercicio físico junto con una alimentación desequilibrada es lo que lleva a una mascota a la obesidad. Está demostrado que los animales sedentarios consumen más alimento y ganan más peso que los animales con un nivel de actividad moderado.

Hemos de ser conscientes que la cantidad de alimento que necesita un cachorro en crecimiento no es la misma que un adulto y también que la actividad física de un cachorro no es la misma que la de un adulto, por tanto, la cantidad de alimento tampoco será la misma.  Pero inconscientemente tendemos a sobrealimentar a nuestras mascotas, y la mayoría de las veces es porque no nos paramos a pensar en la cantidad de alimento que realmente necesita.

EL CARLINO Y EL BEAGLE SON DOS RAZAS CON PREDISPOSICIÓN AL SOBREPESO

Por otro lado, el hecho de que determinadas razas de perros presenten una incidencia alta de obesidad indica que los factores genéticos pueden desempeñar un papel importante en el peso de algunas razas determinadas.

¿Qué otros factores influyen en el sobre peso de las mascotas?

Evidentemente el tipo de alimento, su sabor y textura influyen en los hábitos alimenticios de nuestras mascotas y por tanto en su peso. De todos estos factores el que más influye es el sabor, ya que puede llevar a una ingestión excesiva de alimento.  En la mayoría de los casos, los propietarios eligen la comida en función del aspecto y la aceptación de ésta por la mascota y no tienen en cuenta si está o no bien formulada, es decir de la calidad del alimento.

Añadir los sobrantes de la comida por un lado aumenta el riesgo de sobrepeso y por otro acostumbramos al animal a comidas con más exceso de grasa, este exceso de grasas hace la comida más apetitosa pero no por ello más sana. Pero el propietario tiene la sensación de que el pienso que le da no es bueno porque el animal no se lo come y tiende a cambiar continuamente de comida, pero en realidad no es que el pienso sea de peor o mejor calidad es que simplemente es menos apetitoso.

RIESGOS PARA LA SALUD

  • Intolerancia al ejercicio y dificultad respiratoria.
  • Problemas cardiacos.
  • Problemas en el aparato locomotor, artrosis, hernias discales, rotura de ligamentos, etc.
  • Alteraciones en la función reproductora, en las hembras la obesidad es la primera causa de infertilidad, por una parte, porque se altera el ciclo estral y por otra porque pueden tener problemas a la hora del parto.
  • Hipertensión
  • Pancreatitis y otras enfermedades digestivas
  • Predisposición a la diabetes y resistencia a la insulina
  • Problemas de piel.

¿COMO SE SI MI PERRO ESTA OBESO?

A simple vista el animal presenta un aspecto más grande de lo normal y ha perdido la cintura.

Un animal obeso tendrá grasa acumulada en la base de la cola y en el área lumbar.

El abdomen es ancho y suele colgar hacia abajo.

A un animal con sobrepeso no se le podrán palpar las costillas porque presenta exceso de grasa subcutánea, en un animal delgado pueden palparse sin problema.

EL TRATAMIENTO DE LA OBESIDAD

Cualquier programa de reducción de peso debe incluir tres aspectos importantes, cambio de la conducta alimentaria, ejercicio y modificación dietética. El propietario ha de colaborar activamente en el tratamiento y sus hábitos también deben ser modificados.

Los fracasos en la pérdida de peso vienen en cierta medida condicionados por esos “malos hábitos” que tiene el propietario para con su mascota.

¿Cuáles son esos malos hábitos que hemos de cambiar?

Dar restos de comida, dejar que el perro pida en la mesa o mientras cocinamos y dar premios con una elevada tasa calórica son los más frecuentes y los más difíciles de quitar porque el propietario no es capaz de asociar estas conductas al sobrepeso. Lo ideal sería dejar al perro fuera de la cocina mientras cocinamos, dejarlo en otro lugar mientras comemos y utilizar las caricias y las buenas palabras en vez de las chuches como premio o recompensa.

A veces es posible que tengamos que dar algún tipo de comprimido al perro y para ello utilizamos comida casera para engañarlo, si el perro tiene sobrepeso debemos intentar dar esta medicación con un premio adecuado para la pérdida de peso.

El ejercicio es fundamental.

La disminución de la actividad hasta un nivel sedentario produce aumento del consumo de alimento y aumento de peso.

El aumento de ejercicio debe ser progresivo, por ejemplo, si el perro solo sale diez minutos al día a pasear, pues aumentarlo a veinte minutos tres o cuatro veces por semana y poco a poco ir aumentando el tiempo y la intensidad. De nada vale que un día juguemos con el perro media hora a la pelota y durante el resto de la semana no hagamos nada. De hecho, en un perro con sobrepeso hay que tener mucho cuidado con el sobreesfuerzo porque podemos provocar lesiones.

En el caso de los gatos que son más reacios a realizar juegos, podemos poner varios comederos escondidos y a diferentes alturas o bien utilizar comederos interactivos, de este modo se entretienen y se reduce el nivel de ansiedad por la comida.

La dieta es la clave del tratamiento para la pérdida de peso.

En el mercado existen numerosas dietas adecuadas para la pérdida de peso. Consulta siempre con un especialista para saber cuál es la más adecuada para tu mascota.

EQUIVALENCIAS DE PREMIOS PARA PERROS. HILL´S

En cuanto a los premios o chuches que podemos ofrecer a nuestras mascotas, también los hay bajas en grasas. Hay que evitar a toda costa los “premios” que son comida humana y si no podemos evitar esto por lo menos utilizar fruta como la piña, pera o melón o trozos de vegetales como la zanahoria o las judías. De cualquier forma, no hay que abusar de ninguno de ellos por mas que sean “premios light”.

EQUIVALENCIAS PREMIOS GATOS. gato 4.5kg vs persona 165cm altura (2000kcal/día)

Las características fundamentales de una dieta para perder peso son:

  • Efecto saciante que hará más sencillo cumplir con el racionamiento.
  • Alto contenido en proteína para ayudar a reducir la pérdida de masa muscular durante el adelgazamiento.
  • Bajo contenido en grasa para reducir el aporte energético pero que contenga los ácidos grasos esenciales.

En cualquier programa de pérdida de peso, es fundamental que el veterinario pese a la mascota cada cierto tiempo para ver la evolución y si es necesario hacer un cambio en la alimentación de la mascota.