INTOXICACIÓN POR LILACEAS EN GATOS.

UN PROBLEMA MAS FRECUENTE DE LO QUE PENSAMOS.

Los lirios y otras especies de liláceas han demostrado ser altamente peligrosas por su toxicidad. Estas variedades florales se incluyen en prácticamente todos los arreglos florales y ramos de flores, además de venderse como bulbos para adornar jardines, por lo que su presencia en nuestros hogares suele ser bastante común. En primavera suelen florecer y tan sólo el contacto con el polen puede resultar fatal para los gatos

Los gatitos jóvenes suelen presentarse como grupo de mayor riesgo ya que en general son más curiosos e inspeccionan cualquier objeto nuevo que aparece en casa.

Al contrario que ocurre con otras plantas, todas sus partes producen toxicidad: tallo, hojas, flores, pistilos, raíces, polen e incluso la savia y la humedad que puedan desprender, por lo que debemos considerarlas altamente peligrosas. Los gatos que sufren intoxicación suelen morder las flores, aunque muchos pueden contaminarse simplemente al lamer su propio pelo en el que ha caído el polen de la planta.

Signos clínicos

Los primeros signos son depresión, vómitos y pérdida de apetito. Estos suelen aparecer a las 2h de la ingestión, y habitualmente a las 12h desaparecen. Aunque es muy probable que un gato afectado esté decaído durante todo el proceso, pueden dan la impresión de mejorar brevemente (con o sin tratamiento sintomático), al desaparecer el cuadro de vómitos. No obstante, a las 24-72h desarrollan un fallo renal agudo, momento en el que el gato aparece gravemente enfermo. En este punto, el paciente puede empezar a beber mucho más de lo habitual, o deshidratarse severamente.

Diagnóstico y tratamiento

Su veterinario podrá diagnosticar el fallo renal mediante análisis de sangre y orina.. Aunque no existe una prueba que identifique la intoxicación por liliáceas como causa del fallo renal con certeza, existen algunos hallazgos de laboratorio característicos que pueden hacer el diagnóstico probable, si se apoyan en una historia de ingestión de la planta. El tratamiento para la intoxicación por liliáceas es costoso e intensivo, y habitualmente comprende hospitalización y fluidoterapia intravenosa durante varios días.

bigstock-Kittens-on-a-white-background-27939380