¿ Cómo enseñar a tu cachorro ha hacer pipí y caca en la calle?   En el siguiente enlace podras ver de manera más visual y entender como enseñar a tu mascota hacer pipí y caca fuera de casa. http://www.cvetsantantoni.es/wp-content/uploads/2018/12/enseñanado-a-tu-cachorrro-hacer-sus-cosas-en-la-calle.jpg

Las recomendaciones generales para facilitar el aprendizaje son:

  • Limitar el acceso a determinadas zonas, por ejemplo mantenerlo dentro de un cercado especial para cachorros o en restringirle el espacio en una habitación.
  • Saber localizar los momentos de » alto riesgo», que suelen ser al despertarse, después de comer y después de jugar.
  • Establecer rutinas.  Tener el mismo horario de comidas facilita el hecho de hacer las necesidades siempre a la misma hora.
  • Dar 2-3 tomas de comidas al día. La última toma de comida mejor si se hace  3-5 horas antes de ir a dormir.
  • Acompañar al cachorro a una zona adecuada cada 2 horas para hacer sus necesidades, dicha zona puede ser un empapador en la misma habitación donde duerme el cachorro o bien un patio o la calle.
  • Recompensar la acción de manera inmediata.
  • TODOS LOS MIEMBROS DE LA FAMILIA HAN DE CUMPLIR ESTAS NORMAS O RECOMENDACIONES.

¿ Qué hacer cuando no estamos en casa? Hay que dejarlo en la zona delimitada, ésto también se puede hacer durante la noche. Utilizar un sustrato adecuado, papel de periódico, empapadores, etc. No utilizar arena de gato porque se la pueden comer y provocar alteraciones gastrointestinales.

¿ Qué hacer cuando estamos en casa? Mantener al cachorro supervisado, si muestra conducta de eliminación o en momentos de » alto riesgo» trasladarlo de inmediato a la zona restringida para la eliminación y premiar la conducta en el momento en que termina. No castigar si elimina fuera de la zona delimitada.

Una vez que el cachorro tiene todas las vacunas y desparasitaciones correspondientes, ya puede salir a la calle de manera habitual y hay que seguir la misma rutina que teníamos en casa. Se ha de retirar el sustrato utilizado para la eliminación para evitar que el cachorro tenga dos » baños».

  • Crear un hábito de paseos en la calle. Hay que sacar al perro a pasear mínimo tres veces al día, siempre a la misma hora. Esta rutina de paseos se ha de mantener igual todos los días, sean laborables o festivos, al menos hasta que el perro adquiera los hábitos necesarios.  Durante el paseo es importante no finalizarlo justo después de que el perro haya orinado o defecado, hay que premiar justo después de la eliminación con un «muy bien» y una golosina. Hay que permitir que el perro olisquee un poco durante el paseo. También se modificará el horario de las comidas, situándolas 45 minutos previos al paseo de la mañana y el de la tarde.
  • Eliminar olores de zonas inapropiadas. Los perros como animales territoriales suelen orinar en zonas donde otros perros han orinado con anterioridad y reconocen estas zonas por el olfato. En casa para limpiar hay que tener en cuenta que la lejía potencia el olor  de las deposiciones y refuerza que la mascota orine de nuevo en el mismo lugar. Se deben utilizar limpiadores o detergentes SIN LEJIA,y  SIN AMONIACO, es mejor utilizar desinfectantes con oxigeno activo ( tipo Kalia, o Sanytol )
  • Mantener al perro controlado cuando esté con el propietario y confinado cuando esté solo. Siempre que los propietarios estén en casa, deberán supervisar al perro en todo momento. Al mínimo indicio de conducta de micción o defecación hay que corregirlo de forma adecuada, sin aplicar castigo. Cuando el propietario no pueda estar junto al perro, ha de dejarlo en un espacio reducido donde tenga el sustrato de eliminación elelgido para que el animal pueda hacer allí sus necesidades, una vez que el cachorro ya haga las necesidades fuera de casa, el sustrato de eliminación se ha de retirar. Esto evita que el animal tenga dos baños.

Es muy probable que tu cachorro lleve un buen rato fuera de casa, y no haya hecho nada, y al llegar a casa… ¡zas! se orine o defeque. ¡¡¡ SE PACIENTE!!! al principio esto es normal, pues el cachorro está acostumbrado ha hacerlo sobre papel o sobre un suelo diferente al de la calle, además en casa no tiene las mismas distracciones que fuera. Con paciencia y una rutina adecuada tu cachorro aprenderá.