Es posible que no lo hayas pensado, pero poner el arbolito con luces, bolas brillantes, adornos por toda la casa y además que ésta se llene de gente, no sean las vacaciones ideales de Navidad con las que sueña nuestro gato….